¡Conectados y disponibles para el trabajo!
Inicio
Que tengo cerca
Buscar
Publicar
Mensajes
Notificaciones
Alertas y Tips
Mis Alertas
Mi Perfil
Mis Publicaciones
Mis Favoritos
Estadísticas

Clima
Mis Lotes

Ajustes
Cerrar Sesión

Ayuda
Acerca
Términos




Sin comentarios
hace 3 meses


Alerta por el embate inusual de la Chicharrita del Maíz

Crédito: AGROdisponible
La proliferación de la chicharrita del maíz está generando preocupación entre los agricultores durante la actual temporada de granos gruesos. Originariamente detectada en el norte argentino, esta plaga se ha extendido hacia el centro del país, desencadenando un inusual brote que amenaza la producción de maíz. El insecto, portador de la bacteria Spiroplasma, puede causar daños devastadores en los cultivos. Según especialistas como Roberto "Tino" De Rossi, la situación es alarmante debido a las pérdidas significativas que se han observado en los rendimientos del maíz, especialmente cuando coincide con híbridos susceptibles y una infección temprana. Aunque esta enfermedad es común en el norte, condiciones climáticas favorables y un patrón escalonado de siembra han exacerbado su propagación, afectando regiones como Córdoba, Santa Fe y más allá. Los impactos económicos son evidentes, con pronósticos que sugieren una reducción en la producción maicera argentina. Frente a esta crisis, el INTA ha proporcionado pautas para mitigar el impacto de la plaga. Recomiendan la selección de híbridos resistentes, la eliminación de malezas hospedantes y la restricción de fechas de siembra para evitar la sincronización entre la vulnerabilidad del maíz y el pico poblacional de la chicharrita. Además, se sugiere el uso de tratamientos de semillas y una supervisión cuidadosa de los cultivos para controlar las pérdidas. El insecto, de aspecto característico con su color amarillo pálido y manchas negras en la cabeza, se reproduce rápidamente y puede ser difícil de contener. Su ciclo de vida se adapta a las estaciones cálidas, lo que lo hace particularmente problemático durante la primavera y el verano. Los síntomas de la enfermedad, como el achaparramiento del maíz, son evidentes unas semanas después de la infección y pueden afectar gravemente el rendimiento de los cultivos. Aunque el impacto preciso de la enfermedad puede ser difícil de cuantificar debido a otros factores ambientales y de manejo agronómico, es claro que la situación requiere una acción inmediata y coordinada. Con la implementación adecuada de las recomendaciones del INTA y una vigilancia continua, se espera poder minimizar las pérdidas y proteger la seguridad alimentaria y económica en las regiones afectadas.
Cobertura
Argentina
Reportar presencia de esta plaga
Agregar reporte