¡Conectados y disponibles para el trabajo!
Inicio
Que tengo cerca
Buscar
Publicar
Mensajes
Notificaciones
Alertas y Tips
Mis Alertas
Mi Perfil
Mis Publicaciones
Mis Favoritos
Estadísticas

Clima
Mis Lotes

Ajustes
Cerrar Sesión

Ayuda
Acerca
Términos




Sin comentarios
hace un año


Buenas condiciones hídricas para sembrar los cereales de invierno

Crédito: FAUBA
En su informe del 2 de mayo, la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) indicó que las precipitaciones de abril revirtieron las condiciones de sequía en el norte del Litoral, pero no en el centro del país. A su vez, los suelos se recargaron de agua hacia el este del área de agricultura de secano, algo auspicioso ante la inminente siembra de los cereales de invierno. Por otra parte, las condiciones de sequía redujeron los rendimientos del maíz y el girasol a niveles menores a los esperados en distintas regiones de la Argentina. En cuanto al pronóstico de El Niño-Oscilación del Sur, con un 73% de probabilidades se espera que en mayo-junio-julio ocurra la tercera Niña consecutiva, lo cual sólo sucedió dos veces en 60 años. Según Liliana Spescha, docente de Climatología y Fenología Agrícolas en la FAUBA, las lluvias que cayeron en el mes de abril superaron los valores normales en el sudeste y el sudoeste de la Región Pampeana, al igual que en el extremo norte de la Mesopotamia. A su vez, fueron suficientes para revertir la sequía que se venía registrando en el norte del Litoral. Adela Veliz puntualizó que una parte importante de la provincia de Córdoba presenta condiciones de déficit de agua del suelo. "Las lluvias no fueron suficientes para recargar el perfil, ya que si bien hubo mejoras significativas, con el avance del otoño resulta más difícil que se registren lluvias abundantes sobre el oeste del país, y las probabilidades de una mejora son bajas". "Por esta razón, a modo de ejemplo mostramos la evolución del almacenaje de agua del suelo, tomando el perfil hasta un metro de profundidad, en dos localidades con situaciones hídricas distintas. En Río Cuarto, Córdoba, los niveles de reserva vienen disminuyendo desde principios de año y permanecen en condiciones de sequía condicional; es decir, 50% del agua útil. En cambio, en Junín, la humedad del suelo se encuentra en condiciones muy favorables", sostuvo la docente. ¿Qué podemos esperar? Fernández Long afirmó que a principios de abril, el International Research Institute for Climate and Society difundió su pronóstico para el fenómeno El Niño-Oscilación del Sur, en el que anuncia una probabilidad del 73% de que durante mayo, junio y julio continúen las condiciones de La Niña. "De confirmarse, esto constituiría una tercera Niña consecutiva, lo cual sucedió sólo en dos oportunidades en sesenta años: en el período 73, 74 y 75, y en el 98, 99 y 2000. Pero los registros revelan que esas terceras Niñas no resultaron en anomalías importantes de las precipitaciones".